Croquetas de Pollo al Horno

  • Croquetas de Pollo
    Tradicional

  • Croquetas de Pollo
    al Horno

  • Croquetas de Pollo
    y Queso

  • Croquetas de Pollo
    y Huevo

  • Croquetas de Pollo
    y Jamón


  • "Croquetas de Pollo al Horno"

    Croquetas de Pollo al Horno





    Ahora os traemos una receta para elaborar unas ricas croquetas de pollo al horno. Es una receta un tanto diferente a la tradicional, ya que las croquetas se hacen al horno y no fritas como es lo habitual. Seguro que te gusta si la pruebas, el resultado merece la pena.



    Ingredientes:

    - 500 gramos de carne de pollo
    - Dos cebollas grandes
    - 150 gramos de mantequilla
    - 150 gramos de harina
    - Un litro de leche entera
    - Sal
    - Nuez moscada

    Para rebozar y freír:

    - Huevos
    - Pan rallado
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Para hacer estas croquetas de pollo al horno vamos a emplear carne de pollo fresca que previamente vamos a cocer en agua, con un poco de sal, y le agregamos un puerro y una zanahoria de forma opcional para darle más sabor. Con el pollo ya cocido, lo escurrimos y lo dejamos enfriar. Cuando se haya enfriado, lo vamos a picarlo mejor que podamos, en trocitos bien pequeños. Y con la cebolla hacemos lo mismo, la pelamos y la troceamos lo mejor posible.

    Vamos a usar una sartén bien amplia, donde podamos hacer bien la masa de las croquetas y removerla de forma cómoda. En la misma ponemos a calentar a fuego medio la mantequilla, a la que añadimos un chorrito de aceite de oliva cuando comience a derretirse. Vamos a agregar la cebolla troceada y la saltamos hasta que se comience a pochar y dorar. En ese momento vamos a comenzar a hacer la bechamel para nuestras croquetas de pollo. Agregamos la harina y removemos constantemente para que se cocine, siempre a fuego más bien suave. Cocinamos unos minutos la harina, que se irá haciendo poco a poco junto a la grasa de la mantequilla y el aceite.

    A los 5 minutos más o menos, comenzamos a verter la leche, la cual habremos calentado un poco. Iremos echando la misma poco a poco, sin dejar de remover, para que la bechamel quede bien cremosa y sin grumos. Ten paciencia y hazlo lentamente. Echa sal y nuez moscada al gusto, y cuando la masa este densa y se despegue de la sartén cuando remuevas con la paleta o cucharon, entonces estará en su punto. Echamos la carne de pollo y la mezclamos bien por toda la masa, y a los 2-3 minutos vertemos la masa en un recipiente amplio, y dejamos enfriar. Cuando esté bien fría la masa, cubrimos con papel film el recipiente y metemos en la nevera para que se cuaje hasta el día siguiente.



    Al día siguiente vamos a ir haciendo las croquetas, con la ayuda de una cuchara para coger la masa y con las manos, para darles forma. Las vamos pasando por huevo batido y después por pan rallado. Para acabar ponemos el horno a 200ºC y cuando esté a esa temperatura dejamos hornear unos 20-25 minutos, hasta que queden bien doradas, las sacamos y las servimos siempre en caliente.