Croquetas de Pollo y Espinacas

  • Croquetas de Pollo
    Tradicional

  • Croquetas de Pollo
    al Horno

  • Croquetas de Pollo
    y Queso

  • Croquetas de Pollo
    y Huevo

  • Croquetas de Pollo
    y Jamón


  • "Croquetas de Pollo y Espinacas"

    Receta de Croquetas de Pollo y Espinacas





    Ahora vamos con una riquísima receta con la que aprender a preparar unas croquetas de pollo y espinacas, unas croquetas que resultan realmente sabrosas y saludables, que esperamos que os gusten.

    Ingredientes:

    - 500 gramos de carne de pollo
    - 200 gramos de champiñones
    - 200 gramos de espinacas
    - Medio litro de leche entera
    - Medio litro de caldo de pollo
    - 150 gramos de mantequilla
    - 150 gramos de harina
    - Dos cebollas
    - Sal
    - Nuez moscada

    Para rebozar y freír:

    - Huevos
    - Pan rallado
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Antes de nada vamos a lavar bien las espinacas y las vamos a trocear en trozos muy pequeños. Si las usas congeladas, descongélalas y escúrrelas bien antes de nada, y luego las troceas. Pela y pica bien la cebolla en trozos no muy grandes. Y los champiñones lávalos y trocéalos bien. Puedes usar frescos o envasados, aunque si con los primeros tendrás un mejor resultado. Y finalmente lava las pechugas de pollo y trocéalas en trozos bien pequeñas.

    En una sartén amplia y con una buena cantidad de aceite de oliva virgen vamos a saltear a fuego medio un par de minutos la cebolla troceada, y luego añadiremos las espinacas troceadas, los champiñones troceados y el pollo picado, con un poco de sal. Dejamos que se vayan cocinando removiendo de vez en cuando, y una vez se poche la cebolla y se ablanden las espinacas, agregamos la mantequilla y esperamos que se funda. Entonces ponemos a fuego suave y echamos la harina, sin dejar de remover para que se mezcle bien con la mantequilla derretida. Cocinamos unos 4-5 minutos, hasta que se dore un poco esa mezcla.

    Pasado ese tiempo iremos agregando poco a poco y removiendo cada vez, un chorrito de leche, y después uno de caldo de pollo, hasta que se integren bien formando la bechamel. Iremos repitiendo el proceso, con paciencia y sin dejar nunca de remover, hasta que acabemos de integrar la leche y el caldo por completo. Echamos un poco de nuez moscada y sal, y seguimos con el movimiento hasta que la bechamel espese y se despegue de la sartén fácilmente. En ese momento la vertemos en una fuente, dejamos enfriar y luego la cubrimos con papel film y dejamos en la nevera hasta el día siguiente.



    Con la masa de las croquetas bien cuajada, vamos a hacerlas, usando las manos para darles forma. Cuando las tengamos todas hechas, antes de freírlas las pasamos por huevo batido y después por pan rallado, para rebozarlas bien. Y solo quedaría freírlas en aceite de oliva abundante y bien caliente, dorarlas bien y servirlas para comer. Verás que deliciosas te quedan estas croquetas de pollo y espinacas.