Croquetas de Pollo y Jamón

  • Croquetas de Pollo
    Tradicional

  • Croquetas de Pollo
    al Horno

  • Croquetas de Pollo
    y Queso

  • Croquetas de Pollo
    y Huevo

  • Croquetas de Pollo
    y Jamón


  • "Croquetas de Pollo y Jamón"

    Receta de Croquetas de Pollo y Jamón





    Ahora os proponemos una rica receta para hacer croquetas de pollo y jamón, unas croquetas con una combinación de sabores muy rico. Por algo son una de las más conocidas y cocinadas. Aquí tienes la receta completa.

    Ingredientes:

    - 500 gramos de carne de pollo
    - 300 gramos de jamón
    - 150 gramos de mantequilla
    - 150 gramos de harina
    - Un litro de leche entera
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal
    - Nuez moscada

    Para rebozar y freír:

    - Huevos
    - Pan rallado
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Comenzamos a hacer esta estupenda receta limpiando y troceando muy bien el pollo, del que os recomendamos usar la pechuga para esta receta. El jamón lo vamos a trocear también, a menos que lo hayas comprado ya en taquitos o troceado. Si usas un jamón de calidad el resultado de la receta será más rico y sabroso, así que usa jamón serrano fresco si puedes, merece la pena. Ponemos una sartén amplia con aceite de oliva y salteamos bien el pollo y el jamón, hasta que queden doraditos.

    Añadimos entonces la mantequilla y cuando se funda, bajamos la intensidad del fuego y agregamos la harina. Vamos a cocinarla a fuego suave unos 5 minutos, sin dejar de remover, para que la harina y la mantequilla vayan formando una crema fina y sin grumos, algo fundamental para hacer una buena bechamel. Añade sal y nuez moscada para darle un buen sabor a la misma.

    Cuando hayas tostado un poco la harina, ve agregando la leche templada poco a poco, removiendo para integrarla antes de volver a echar otra poca. Es importante hacer este paso lentamente para que la bechamel quede perfecta, así que hazlo con paciencia. Corrige el punto de sal y nuez moscada y cuando la masa de las croquetas quede en su punto, échala en una bandeja amplia. La masa debe despegarse de la sartén cuando la remuevas, ese es el punto que hay que conseguir. Deja que la masa se enfríe y luego cúbrela con papel film y déjala en el frigorífico hasta el día siguiente, para que se cuaje bien.





    Para hacer las croquetas lo mejor es usar una cuchara para coger los trozos de masa, y con las manos darles la forma que queramos, es lo más sencillo. Si la masa está bien cuajada será fácil hacerlo así. Cuando las tengas todas hechas, pásalas por huevo batido primero y por pan rallado después, rebozándolas bien. Y para freírlas usa aceite de oliva bien caliente y déjalas bien doradas antes de sacarlas. Sírvelas en caliente para disfrutar de todo su sabor.